fbpx
el aluminio y la cocina

El aluminio y la cocina

el aluminio y la cocina in

En asuntos de cocina lo mejor es ser prácticos, y el aluminio sí que lo es. 

Los moldes de aluminio son excelentes aliados. Para recetas dulces o saladas, frías o calientes, estos moldes son ideales para cualquier preparación y te regalan las comodidades que elijas: no tener que lavar los platos porque puedes desecharlos… o también elegir lavar el molde porque quieres ahorrar en consumo y ayudar al ambiente. Sea cual sea tu motivación, los moldes de aluminio serán buenos compañeros.

Nuestros moldes de aluminio te servirán como presente, como lonchera, como domicilio si quieres enviarle un platillo a alguien o también como contenedor para almacenar y/o conservar alimentos en tu alacena. Si a los moldes de formas y colores vamos sí que te van a gustar: ¡son pequeños y coloridos! Ideales para realizar postres, guardar aliños, regalar chocolates, servir aderezos y todo lo que te puedas imaginar. 

Algunas referencias de nuestros moldes soportan temperaturas de hasta 450°C, así que puedes meterlos al horno. Pero el aluminio también es un material resistente a las bajas temperaturas así que podrás guardarlos en refrigeración sin inconvenientes. Y si te lo estabas preguntando: no, no es tóxico meter el aluminio a la nevera siempre y cuando -ojo aquí- no tengas una receta que incluya cítricos. 

Pero bueno, qué más vamos a hablar y a hablar si lo que más nos gusta es comprobar: en nuestro blog hay deliciosas recetas que puedes poner en práctica con nuestros moldes.

Aunque no sobra contarte que moldes de aluminio no siempre significa cocina y recetas: sus tamaños son tan prácticos que puedes usarlos para guardar lo que quieras en casa. Los tornillos de papá, las alhajas de mamá, los juguetes más pequeños de tus hijos o hermanos. Cuéntanos cuál de estos usos es tu favorito y qué otra receta te gustaría que preparáramos con nuestros productos.

Leave a reply

Carrito de compras

0

No hay productos en el carrito